lunes, 4 marzo, 2024.
Inicio Platos típicos de Oruro

Platos típicos de Oruro

Sabores Altiplánicos Descubriendo los Platos Típicos de la Ciudad de Oruro

La ciudad de Oruro, ubicada en el altiplano boliviano, no solo es famosa por su impresionante Carnaval, sino también por su rica tradición gastronómica. Los platos típicos de Oruro son una amalgama de sabores que reflejan la herencia cultural y la diversidad geográfica de esta región altiplánica.

Uno de los platos más representativos es el «Saice». Este guiso, originario de la región andina, combina carne de res, cordero o llama con papas, chuño, arvejas y especias autóctonas. Cocido a fuego lento, el Saice es una explosión de sabores que evoca la calidez y la hospitalidad de la gente de Oruro. Cada cucharada es un viaje a través de la rica tradición culinaria altiplánica.

Otro manjar que deleita los paladares en Oruro es el «Papas a la Huancaina». Aunque su origen se atribuye a la región vecina de Puno en Perú, este plato se ha arraigado profundamente en la gastronomía orureña. Se compone de papas cocidas bañadas en una cremosa salsa de queso, ají amarillo, leche y especias. Las Papas a la Huancaina son un claro ejemplo de la influencia cultural compartida en la región altiplánica.

La «Lawa de Cordero» es otra delicia que destaca en la culinaria de Oruro. Este estofado, preparado con carne de cordero, chuño, papas y hierbas autóctonas, es un manjar que resalta la tradición pastoril de la región. La cocción lenta permite que los sabores se mezclen de manera armoniosa, creando un plato reconfortante y lleno de carácter.

Un clásico que no puede pasar desapercibido es el «Charquekan». Este plato se elabora con charque, carne de res deshidratada y curada al sol, que se cocina con papas, chuño, y especias. El Charquekan representa la conexión profunda entre la ganadería y la cocina en Oruro, ofreciendo un festín de sabores que resalta la tradición de preservar la carne en esta región altiplánica.

Los postres en Oruro también tienen su lugar especial, y entre ellos destaca el «Buñuelo». Este dulce frito, elaborado con harina, queso y azúcar, es una delicia que endulza cualquier ocasión. Su textura esponjosa y su sabor dulce lo convierten en un postre amado por locales y visitantes por igual.

LAS MEJORES RECETAS